Lunes 25 Sep 2017
  • Twitter: @QuiranteRizo
  • External Link: www.legalfincas.com

Compraventa de vivienda PDF Imprimir E-mail

Una vez escogida la vivienda,o mientras se están viendo pisos, convendrá visitar bancos y cajas de ahorros para conocer sus diferentes ofertas. Todos trataran de vender sus hipotecas a tipos de interés fijo, variable o mixto, según los índices de referencia.

Para empezar hay que tener al menos previsto, que la señal que habrá que entregar en concepto de reserva de compra, puede ser de entre un 5 y un 10% del valor del inmueble.

Algunas entidades financieras prestan hasta el cien por cien del valor de tasación de la vivienda, pero lo normal es que concedan un préstamo por el 80% del valor de tasación (no el precio real). El banco, determina la cantidad que presta según el valor de tasación de la vivienda, y la capacidad de endeudamiento del comprador o compradores.

Al firmar el talón o dar la señal se recomienda suscribir el denominado contrato de arras, que compromete a los firmantes en la compra de la vivienda. Las arras están reguladas por la ley para que comprador y/o vendedor puedan retractarse. Normalmente este contrato regula que si el comprador lo hace perderá el importe de la señal. El vendedor, por su parte, se compromete a vender la casa a esa persona en concreto. Si no lo hace tendrá que indemnizarla con el doble de la cantidad de la señalada.

Antes de firmar: Antes de firmar nada en este complejo proceso de papeleos y gestiones, hay que comprobar en el Registro de la Propiedad que la vivienda está inscrita en dicho registro, y que el vendedor figure como su propietario. La verificación o certificación registral, se realiza por medio de una nota simple. De esta forma podrá saberse con certeza si el inmueble está gravado con alguna hipoteca, o algún otro derecho de terceros, que pueda suponer un obstáculo en la compra.

Es recomendable efectuar una comprobación urbanística, para averiguar si la vivienda se va a ver afectada de modo desfavorable por algún proyecto, o plan urbanístico. 

Asimismo, es conveniente comprobar que el último recibo de la contribución urbana esta pagado, y que figure a nombre del titular de la vivienda. Igualmente, habrá que asegurarse de que los propietarios han satisfecho todos los pagos mensuales y derramas oportunos, a la comunidad de vecinos.

Una vez se haya decidido adquirir la vivienda en cuestión, antes de formalizar la escritura pública de compraventa, hay que cerciorarse de que el contrato está redactado de manera clara y sencilla. En sus cláusulas debe recogerse, al menos, el titulo acreditativo de propiedad y si tiene cargas, la descripción de la vivienda, su precio total y la forma de pago, así como la fecha de entrega de la misma. Por lo general, si se compra el piso a través de una inmobiliaria, esta proporcionara el modelo estándar de contrato con el que cuente.

En cualquier caso, siempre es recomendable acudir a un abogado de su confianza con el fin de que supervise dicho contrato.

La escritura pública, debe ser siempre expedida por un notario y estar inscrita en el Registro de la Propiedad. El vendedor, debe acreditar la propiedad de la vivienda que va a vender mediante la escritura. Al formalizar la compra, el notario extenderá una nueva escritura de compra-venta entre comprador y vendedor, en la que quedaran reflejadas todas cláusulas y condiciones que en esta ocasión se hayan pactado.

Abogados Compraventa de ViviendasSe hará cargo de todos los trámites jurídicos, hasta la compra o venta efectiva de su vivienda.

 

Formularios, modelos y contratos

 

Modelo de contrato para arrendamientos de vivienda.

   

Legislación

 

 1.  Ley de la Propiedad Horizontal

 2.  Ley Orgánica 15/1999 Proteccion de Datos de Carácter Personal

 3.  Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas.

 4.  Ley 11/1986, de 20 de marzo, de Patentes.

 5.  Ley 17/2001 de 7 de diciembre de marcas.

 6.  Ley 3/2008, de 23 de diciembre. Relativa al derecho de participación en beneficio del autor de una obra de arte original.

 7.  Real Decreto Legislativo, 1/1996, de 12 de abril. Ley de Propiedad Intelectual.  

 8.   Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

 9.  Orden HAP/2662/2012, de 13 de diciembre, por la que se aprueba el modelo 696 de autoliquidación, y el modelo 695 de solicitud de devolución por solución extrajudicial del litigio y por acumulación de procesos, de la tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional en los órdenes civil, contencioso-administrativo y social y se determinan el lugar, forma, plazos y los procedimientos de presentación.